Resultados positivos de una vacuna de espiga glicoproteinica contra el Coronavirus

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2026920?query=TOC

rSARS-CoV-2, desarrollada por Novavax y fabricada en Emergent Biosolutions, es una vacuna de nanopartículas recombinantes construida a partir de la glicoproteína espiga de tipo salvaje 

A los 35 días, NVX-CoV2373 pareció ser seguro y provocó respuestas inmunes que excedieron los niveles en el suero convaleciente de Covid-19. El adyuvante Matrix-M1 indujo respuestas de células T CD4 + que estaban sesgadas hacia un fenotipo Th1. (Financiado por Coalition for Epidemic Preparedness Innovations; número ClinicalTrials.gov, NCT04368988. se abre en una nueva pestaña).

La estrategia sobre el mosquito Aedes Aegypti que podría eliminar el dengue

UNA VERDADERA LUZ DE ESPERANZA FRENTE AL DENGUE Y OTRAS EPIDEMIAS: Mosquitos Aedes Aegypti infectados artificialmente con una bacteria denominada Wolbachia impidieron que el virus del Dengue, o Zika, los infecten disminuyendo significativamente la incidencia de infectados.
Un enorme trabajo que podría significar un cambio en la historia de estas epidemias.

https://www.nature.com/articles/d41586-020-02492-1

LA AGONÍA DE LA MENTIRA

Cuando renace la verdad

imagesDicen que, en las guerras, lo primero que muere es la verdad; disiento de tal afirmación, porque lo primero que veo en esta guerra morir es la mentira, y sus disfraces.

Es esta una guerra desigual contra un enemigo extraño y frio, silencioso e indiferente a la tragedia que provoca; y por la potencia del ataque, arranca todos los cartones pintados del escenario y la superficial banalidad.

Detrás, muy por detrás aparece la descascarada pared de la realidad, nuestros temores y el más perverso egoísmo.

El egoísmo de siempre aparece luciendo sus mejores atavíos, se nutre del temor y humilla para lograr el beneficio de sus 20 monedas, vendiendo su alma y su basura por cien lo que no vale ni dos.

Luego llega el minúsculo enemigo, que ataca nuestros débiles y olvidadas fortalezas, desnuda la verdad y la expone en su verdadera dimensión, a quien desee verla.

El virus solo desea vivir como cualquier animal, y en este caso su poder es su frágil infinitud expansiva e implacable. Como buen predador parasitario entra por la descuidada puerta trasera de nuestra humanidad y allí quiere darse el festín para sobrevivir. Probablemente sucumba en el intento, pero no todas las veces.

En la guerras, si pretendemos ganarlas, bien nos hemos de preparar con la mejor estrategia, las mejores armas y los mejores hombres. Ellos serán los que detengan al enemigo; pero en estas lides menos románticas, como esta colosal pandemia, nos sorprende avergonzados con nuestras tropas empobrecidas, menospreciadas y olvidadas.

downloadHoy nos damos cuenta de que hemos pagado fortunas por ver o escuchar lo banal e irrelevante, lo divertido, lo placentero; y hemos dejado en la miseria a quien se ocupa de lo esencial, de quienes nos cuidan o protegen de invisibles enemigos siempre al acecho.

Nuestros astros del deporte, nuestras estrellas del moderno vodevil, los fantásticos blogueros, los que hacen la política o la justicia, lo mejor pagados hoy no pueden ayudarnos; han huido a preservarse, son inútiles ante la tragedia

Los olvidados, los peor pagados, los que nos cuidan, los que nos protegen, no los encumbrados, los de las trincheras, los anónimos, los que en realidad mueren en la primera línea de combate en una guardia, o en la ambulancia, o en la calle, esos que hoy nos cuidan a esos no los hemos cuidado nunca

La mentira está muriendo, oíd mortales el nuevo grito sagrado…la mentira está agonizando.

VER PARA CREER

Plantilla prado «Si no veo en sus manos la huella de los clavos y pongo el dedo en los agujeros de los clavos y si no meto la mano en su costado, no creeré»

La duda esta relatada en el evangelio de San Juan (Jn. 20:24) y en este caso sirve para la reflexión a todos, creyentes y no creyentes.

En medio de la pandemia, hay gente que viola las normas, vulnera los controles, y disemina la ponzoña.

¿Porque la gente aparentemente culta y considerada inteligente -en apariencia- desprecia la posibilidad de contraer o propagar una enfermedad como la que produce el COVID – 19 o Coronavirus?

Profesionales destacados, artistas, gente del espectáculo, deportistas, políticos, etc: conforman una larga lista de violadores.

No hago ahora un juicio de valor; solo tengo una pregunta.

¡¿PORQUE?!

La respuesta verdadera estaría dentro del área de la psicología, La antropología cultural o la sociología; pero yo voy a intentar una respuesta diferente, a modo de ensayo personal.

Quizás no cree en él microorganismo porque no lo ve, y su religión es esa: «ver para creer». No cree en lo que le cuentan sobre el daño en otras regiones, no cree en las noticias ni en los informe de la OMS, no cree en lo comentarios televisivos; no cree en sus amigos; o estima que es un ser cuya racionalidad le permite arribar a mejores conclusiones.

Quizás piense que el virus es una creación humana o del sistema (he leído bastante sobre eso), para ejercer algún tipo de daño, o dominio, o estafa, y que en realidad no es demasiado dañino.

Es verdad que las publicaciones iniciales aún de medios internacionales serios indicaban de la baja agresividad del microorganismo; también yo así lo creí.

Pero de igual modo me atrinchere según las recomendaciones oficiales, para no contagiarme , no contagiar o simplemente para no ser un irresponsable propagador.

La cuestión es que el virus existe, es agresivo, y me temo, pese a los escépticos, que su evidencia será innegable cuando infecte a un ser querido, o cuando la catástrofe sea inevitable.

Entonces: ¿Que herida deberá hurgar para aceptar el drama? ¿llorará como Santo Tomás arrepentido y dirá “Señor y Dios mío”?

Si no cree, ¿Por qué al menos no respeta a los que si creen?; ¿Por qué no acata más allá de su escepticismo el mandato de la autoridad? ¿Por qué se empeña en dañar?

El tiempo, como siempre, le mostrará la realidad con su peor cara.

Cuando la verdad golpea tu puerta

LA SALUD AL FINAL DE LA LISTA

instituto_malbran_crop1584540713844.jpg_1327411322Hoy los periodistas, y divulgadores se acaban de dar cuenta lo poco que se les paga a médicos, y científicos; y del pésimo estado de los centros públicos de salud.

La mayoría de los hospitales, dan pena. Los públicos, claro está, porque algunos privados son un orgullo, claro que sí, pero son caros y no todos pueden costearlos.

Y allí, en medio de los deteriorados muros de la medicina estatal tendremos muchos de nosotros una oportunidad de vida.

Pagamos ciento de millones a futbolistas, deportistas glamorosos, artistas de fama, y personajes marketineros, es lógico, nos divierten; y a los prestigiosos y concienzudamente formados profesionales  del Malbrán, que ahora es custodio de nuestra salud y de nuestra vida, les damos algunos mendrugos…muy poco, y algunos deben hacer guardias para llegar a fin de mes.

Así como lo lees así es.

Parece un delirio de una noche de verano, pero no lo es.

Los aplaudimos hoy porque estamos asustados y a partir del fin de la epidemia me imagino que todo volverá a su triste lugar; al mísero olvido, y a mi decepción.

el Malbrán da pena; la institución que es responsable de nuestra salud da pena amigos míos.

Periodistas que tanto se ocupan del glamour: bienvenidos a la realidad.

El glamour es solo una píldora hueca que hoy no sirve, y hoy no sanará a nadie.

El menospreciado Coronavirus nos está dando una bofetada de realidad.

Albricias patria mía, hemos descubierto la verdad.

Coronavirus, la lucha y el después

“Esto es lo que se aprende en medio de las plagas, que hay en los hombres más cosas dignas de admiración que de desprecio”. (Reflexión casi al final del Dr. Bernard Rieux en el último capitulo de LA PESTE de Albert Camus.)

4x5 originalLa epidemia va a retroceder, si… en algún momento. El temor va a ceder, y luego quedará el inmenso dolor por los fallecidos, la angustia por las consecuencias socioeconómicas, las anécdotas y las historias… y tu propio balance.

Y no solo será un recuerdo.

Pero ahora debemos tratar de construir muy bien eso que después será una historia; ser dignos para no avergonzarnos en el después inevitable.

La masa crítica de los mejores ciudadanos será la que derrote al flagelo de la invasión del enemigo invisible y silencioso, y si para nuestra alegría esa masa crítica es la gran mayoría, la victoria está asegurada.

Algunos luchan desde cualquiera de sus puestos sin ceder un palmo de terreno, aún a costa de sus vidas; otros colaboran y alientan al buen desempeño con honradez y sensatez, otros simplemente obedecen con dignidad; y otros se aprovechan, se autoprotegen, buscan recodos, rapiñan beneficios y son solamente eso, nada más que ellos mismos en su disparatada soledad.

Después; siempre hay un después: recordaremos: a los unos y a los otros

Recuerdo Malvinas, como olvidarlo; es tan parecido; también estaban los unos y los otros y también hubo un después.

Deberíamos pensar en cómo querríamos ser recordados

Sucede en las guerras donde hay héroes y villanos, y esta es una guerra.

LA CIENCIA, Y LAS ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR MOSQUITOS AEDES AEGYPTI, ANOFELES Y OTROS

download

Dengue, zika, chikungunya, malaria, fiebre amarilla, etc..

Después del aparente fracaso de la modificación genética de poblaciones de mosquitos, para que no puedan reproducirse, Brasil vuelve a la carga con un novedoso programa.

Resumen del aparente fracaso: “…En Brasil, un intento de frenar el desarrollo de mosquitos del Aedes aegypti, causante de la fiebre amarilla, podría haber fracasado. Aparentemente, las mutaciones genéticas fueron transferidas a la población local de esos insectos.

La empresa británica Oxitec había liberado unos 450.000 mosquitos macho cada semana, durante 27 semanas, en la ciudad de Jacobina, en la región de Bahía, para combatir enfermedades infecciosas como el dengue, el virus del zika y la fiebre amarilla, que allí son endémicas. Esos mosquitos macho contienen dos genes de la mutación genética OX513A, que provocan que no puedan tener crías que sobrevivan. Sus crías, llamadas F1, morirían antes de llegar a la etapa adulta. Esta técnica, que ya se ha utilizado en otros países, evitaría que esos mosquitos aumenten su población” …

La nueva esperanza: RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Gobierno brasileño anunció que ampliará a un nuevo municipio (Campo Grande, la capital de Mato Grosso do Sul, suroeste) la estrategia de implantar mosquitos que ayudan a combatir el dengue, el zika y el chikungunya.

En un comunicado, el ministerio de Salud informó que Campo Grande participará en el llamado «Método Wolbachia», que consiste en «infectar el mosquito Aedes Aegypti con una bacteria llamada wolbachia, que reduce la capacidad del mosquito de transmitir dengue, zika y chikungunya».

Para apoyar el proyecto, cerca de 2.500 profesionales de la salud locales son capacitados estos días y actuarán en acciones de vigilancia, incluyendo la movilización de la población en esta nueva estrategia.

La ciudad de Campo Grande fue dividida en seis zonas de actuación para evaluar los resultados, y el proceso se hará de forma gradual.

Primero habrá campañas de concienciación entre los vecinos y al final se soltarán los mosquitos con la bacteria wolbachia, procedentes del laboratorio Fiocruz de Río de Janeiro, institución de referencia nacional en el combate a enfermedades tropicales.

La wolbachia es una bacteria intracelular presente en el 60%o de insectos de la naturaleza, pero que no se encuentra en el Aedes Aegypti.

Cuando está presente en el mosquito, la bacteria impide que los virus del dengue, zika y chikungunya se desarrollen dentro del zancudo, contribuyendo a que se reduzcan estas enfermedades.

No hay modificación genética ni en el insecto ni en la bacteria; en la práctica el método consiste en liberar mosquitos con la wolbachia para que se reproduzcan con los zancudos locales y generen una población nueva, toda ella incapaz de transmitir las citadas enfermedades.

Actualmente, el método wolbachia ya está implantado en 12 países: Australia, Brasil, México, Colombia, Indonesia, Vietnam, Sri Lanka, India, Fiji, Nueva Caledonia, Vanuatu y Kiribati.

En Brasil, el sistema se usó por primera vez en 2016 en la ciudad de Niterói (estado de Río de Janeiro, sureste), donde se verificó una reducción de los casos de chikungunya.

Sin Embargo:

En Burkina Faso se lleva a cabo un En Burkina Faso se está llevando a cabo un experimento radical con tecnología de genética dirigida. Los expertos desarrollarán mosquitos modificados genéticamente, que entrarán en contacto con el resto con el objetivo de terminar con los mosquitos que son portadores de esta enfermedad.

Pero este programa ha generado numerosas resistencias tanto éticas como científicas y el debate prosigue.

Pero esto en la ciencia es un clásico, y como siempre el tiempo dirá la verdad.